Cómo seleccionar a un perro dentro de una camada

Cómo lo hemos hablado anteriormente, antes de dar este paso, recordemos primero:

  1. Por qué queremos una mascota.
  2. ¿Estamos dispuestos a asumir todos los compromisos que conlleva tener una mascota en este caso en particular un perro?
  3. Tenemos la disponibilidad de otorgar le verdadera calidad y cantidad de tiempo?
  4. Tenemos un presupuesto asignado mes a mes y año con año.
  5. Tengo el espacio ideal para tener un perro.
  6. He investigado las diferentes razas y he realizado mi lista de pros y contras de las razas que me gustan.
  7. Tengo la aprobación familiar y el compromiso de velar por todos los derechos que tiene una mascota.

Si ya realizamos a conciencia todos estos puntos, ahora vienen el momento de ir a buscar nuestro perro; para ello te doy las siguientes recomendaciones:

  1. No te apresures, tómate el tiempo necesario para poder ver varios candidatos, compararlos entre ellos para poder tener un mejor criterio de selección.
  2. Siempre es preferible conocer los padres del cachorro que deseamos adquirir; esto por varias razones, podemos ver el carácter de los papas y eso nos dará una idea de cómo va ha ser nuestro cachorro. El carácter es heredable por lo tanto unos papas agresivos pueden
    darnos cachorros agresivos. El tamaño de los papas nos ayudará a estimar el tamaño de nuestro cachorro.
  3. Ver toda la camada por igual, identificar cuál es el cachorro dominante o tímido; estos dos no son aconsejables adquiridlos ya que ese tipo de comportamiento es muy difícil de estabilizar.
  4. Buscar cachorros que sean juguetones, que estén alerta, que salgan a nuestro encuentro y se les vea felices. Cuando los tengamos cerca,
    debemos aplaudir con fuerza para poder observar la actitud de los cachorros; buscaremos aquel cachorro que no se asustó, que mantuvo una actitud calmada y serena.
  5. La edad del cachorro es muy importante, cachorros mayores a 2 meses de edad son muy aconsejables porque ya han terminado la fase en la cual los papas los ayudan a interactuar con la misma especie y con especies diferentes, ya son cachorros bastante independientes, seguros de si mismo; son cachorros que no deberían tener problemas de sociabilización.
  6. Revisar el cachorro, tocarlo, revisar el pelo en busca de lesiones, heridas. Al tocarlo identificar que no tenga dolor; levantarlo con
    generosidad para ver qué actitud toma.
  7. Revisar la boca, para un perrito de 2 meses ya debería tener los dientes incisivos (dientes delanteros tanto arriba como abajo, son dientes muy finos), tanto los de arriba como los de abajo. Dependiendo de la raza al cerrar la boca del perrito los dientes de arriba, deben de hacer contacto con los de abajo (a diferencia de perros como Buldog, Bóxer, pequinés etc., donde las mandíbulas superior e inferior no son coincidentes).
  8. Examinar los ojos, que no estén semi cerrado, que no estén enrojecidos.
  9. Revisar la nariz, que no tenga moco espeso o amarillo en sus narinas.
  10. Chequear el color de sus mucosas, deberían estar rosadas o ligeramente rosadas.
  11. Las deposiciones no pueden ser líquidas de color amarillento.
  12. No compre un cachorro que a pesar de que le haya gustado le estén dando algún tipo de medicación.
  13. Compare un perro con otro, para ver todas estas características.
  14. Si tiene 2 meses debería de tener su primera vacuna; asegúrese que se la haya puesto un Médico Veterinario: certificado de vacunación que identifique cual es el Veterinario, su numero de colegiado y algún numero telefónico para en caso de duda llamarlo y preguntar acerca de algún problema de salud de esa camada y sobre las vacunas.
  15. Seleccionar un Médico Veterinario de su confianza o que haya sido bien recomendado que le pueda ayudar y supervisar su elección.
  16. Hablar con los dueños de camada para que le permitan a usted o a ellos mismos llevar al perrito para que su veterinario lo revise más
    detenidamente, eso le ayudaría mucho para constatar el estado de saludo de su nuevo cachorro.
  17. Solicitar a los dueños del cachorro una hoja con las siguientes indicaciones: cual es el alimento que le dan, en que proporción y cuantas veces al día; certificado de vacunación por un médico veterinario con las características señaladas anterior mente, hábitos establecidos: referentes al baño, al juego, acerca del entrenamiento que se le ha estado inculcando para ir al baño y cualquier recomendación adicional que se le pueda hacer. Números telefónicos de contacto en caso de alguna duda o inquietud.
  18. Solicitar por escrito de ser posible por el veterinario que ha atendido la camada, un certificado de salud en el cual se especifique la condición actual del perrito. Esto por cuanto si por desgracia este incubando alguna enfermedad que se puede manifestar días después, ustedes tengan la oportunidad de poder hacer el reclamo respectivo.
  19. Apenas te entreguen a tu nueva mascota, llevarla a tu veterinario de confianza para que te la revise y te de algunos consejos; recuerda que si observas algo extraño no esperarse y consultar siempre con su Médico veterinario.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.